“Las imprudencias se pagan” (Ébola)

8 Ago

 

Con un poco de suerte, quizá todo quede en el ámbito de la irresponsabilidad política que permitió el cierre del único “centro de referencia en Madrid para pandemias y enfermedades emergentes”; Es decir del Hospital Carlos III para convertirlo en un “apartadero” de enfermos más o menos crónicos. Esos que la sanidad privada y los hospitales concertados no quieren ver ni en pintura porque ocasionan mucho gasto.
Sin embargo, si las cosas se tuercen (y pudieran llegar a torcerse) nos vamos a encontrar con que dicha decisión, no sólo ha terminado saliéndonos muy cara en el aspecto económico (desmontar y volver a montar un servicio muy complejo que previamente existía y contaba con personal cualificado), sino que corremos el riesgo cierto de poner en peligro la salud y la vida de los ciudadanos y, además, haber abierto la puerta a una grave epidemia en toda Europa que, dada la movilidad física de nuestras poblaciones, podría propagarse a todo el mundo.
Informaciones, parciales e interesadas se están publicando muchas, por parte de los medios de comunicación.
Y en la mayoría de los casos tienden a llevar el foco a la cuestión de si era o no conveniente la repatriación del “cooperante” (su condición religiosa no viene al caso) y de quién debe pagar los gastos de dicho traslado.
Pero, casi todas, tienden a ocultar o minimizar, la incompetencia de las autoridades sanitarias (Nacionales y de la Comunidad de Madrid) y los sucesivos disparates que van cometiendo en cada paso que dan en relación con este asunto.
Por este motivo y porque la cuestión, además de muy grave y delicada, es muy compleja, invito a quien quiera dedicar 3 minutos a leer esta información, “anónima” (por razones de seguridad laboral) pero aparentemente fiable y bien documentada que, a mi juicio, nos permite valorar con mejor conocimiento de causa todo este alboroto que, si no fuera por la gravedad del riesgo que pudiéramos correr, se limitaría a ser una demostración más de irresponsabilidad, incompetencia y afán de destrucción (de lo público”) de nuestros actuales “malgobernantes”.

“Hospital Carlos III En Lucha” (Escrito informativo anónimo, de hace ya 3 meses, que parece escrito ayer)
Resulta francamente instructiva y ayuda a “interpretar” las “decisiones” (e “indecisiones”) de unos responsables sanitarios (políticos) que no parecen saber dónde tienen la mano derecha y deshacen hoy lo que mandaron hacer ayer (Y estoy hablando literalmente).
Saludos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: