Archivo | marzo, 2014

Cruz Roja Española camino del descrédito

23 Mar

Tal vez pueda parecer temeraria dicha afirmación y por tanto voy a intentar explicarme.

Quizá los más mayores aún recuerden cuando la ONCE era simplemente una especie de ONG dedicada a ayudar a los ciegos a llevar una vida medianamente digna y enseñarles a valerse por sí mismos.

En aquellas fechas era una institución respetada por todos y fuera de toda sospechade ambición, o comportamientos indecorosos.

Sin embargo, con el pretexto de la modernización y el crecimiento, terminó embarcándose a finales de los años ochenta en una carrera empresarial que, entre otras pintorescas operaciones le llevó a adquirir (por instigación del gobierno del PSOE) la cabecera del diario “El Independiente”, que por aquel entonces era muy crítico con el gobierno a cuenta de la  “guerra del Golfo” (1990-1991) para, poco tiempo después (presionada por ese mismo gobierno y los diarios “El País” y “El Mundo”), malvenderla con grandes pérdidas a un sujeto llamado Jacques Hachuel que cerró el diario prácticamente al día siguiente.

A partir de aquellas fechas las siglas de la ONCE dejaron de resultar tan respetables y andan envueltas en sospechas de turbios negocios, guerras de poder (con supuestos defenestrados incluidos) y ejercicio descarado de la explotación laboral con episodios tan recientes como el desembarco (a través de su empresa FLISA) en la Lavandería Hospitalaria Central de Madrid en la que, nada más llegar, han decidido rebajar los sueldos del personal un 43% llegando incluso a contratar esquiroles para romper la huelga de los trabajadores.

Evidentemente dicho comportamiento es más propio de un “fondo buitre” que de una organización social.

Viene todo este preámbulo a cuento de que, a poco que se descuide, Cruz Roja Española se va a ver inmersa en un descrédito parecido a cuenta de alguna de sus, llamémosles, “aventuras empresariales”. Sigue leyendo

España en marcha

20 Mar

Quizá sea una utopía.

Imagen

Pero por eso mismo, una vez hemos comprobado que la realidad que nos imponen no nos gusta, pienso que vale la pena dar un paso hacia ella.

He elegido para el título este poema de Gabriel Celaya porque, una vez más (y ya van unas cuantas), se ajusta como un guante al momento que vivimos hoy.

Exactamente igual que se ajustaba como un guante a aquel feliz momento en el que, en 1975, los que ya calzábamos pantalón largo, creímos tener el futuro en nuestra mano y poder sacudirnos la caspa de 40 años de mediocridad, corrupción, miseria (intelectual y moral) y aburrimiento.

España en marcha (interpetada por Paco Ibáñez, en directo). Sigue leyendo

¡Ya vienen!, . . . ¡Ya vienen!

20 Mar

Veremos lo que da de sí esta convocatoria.

Imagen

Pero si los ciudadanos (independientemente de nuestra ideología y nuestras filias y fobias políticas) tuviéramos dos dedos de frente, en la tarde del próximo sábado día 22 no cabría un alma en las calles del centro de Madrid.

Estaríamos todos los que nos avergonzamos de algunos (demasiados) de nuestros gobernantes.

Los que nos indignamos de que destruyan el patrimonio y los servicios públicos repartiendo sus despojos entre amigotes y robaperas con corbata y zapatos de tafilete.

Los que hemos visto cómo nos rebajan el salario.

Los que hemos visto cómo se abusa de nuestra hambre o nuestro miedo.

Todos los que nos indignamos de que rescaten a los ladrones de la banca y las grandes empresas con el dinero que les quitan a los trabajadores y a los pensionistas. Sigue leyendo

Desmontando tópicos II (una rectificación muy oportuna)

13 Mar

Ayer recibí, entre otros mensajes, un aviso de un amigo advirtiéndome que los datos de población que ayer había signado a la Comunidad de Madrid (3.239.937) le parecían “algo escasos”; tanto más cuanto el número de votantes en las pasadas elecciones se acercaba a esa misma cifra y obviamente no todos somos tenemos derecho a voto.

Inmediatamente caí en la cuenta de que, con las prisas, había tomado el rábano por las hojas y en lugar de reseñar la cifra de población de la Comunidad de Madrid, había cogido la de Madrid capital.

Sin que sirva de disculpa, sino más bien como autoacusación y reconocimiento de mi ligereza, aclaro que ello fue fruto de mi interés por comentar dicha información pese a andar escaso de tiempo para hacerlo razonablemente.

Aunque suelo ser de natural perezoso y algo lento de reacción, de cuando en cuando tropiezo en “la piedra” de querer hacer las cosas sin dedicarles el esfuerzo necesario.

Y ayer fue una de esas ocasiones.

Pido disculpas por ello y me he autoimpuesto la penitencia de, además de confesar mi yerro, intentar enmendarlo fabricando unos cuadros-resumen de algunas de las muchas cifras que se pueden extraer del Informe IDIS-2014 que la mayoría de nosotros no nos molestaremos ni tan siquiera en “abrir”.

Debo aclarar que no he hecho más que desmenuzar los mismos datos que exponía ayer a partir de uno de los gráficos del Informe, completándolos con las cifras de población y renta per cápita extraídas del Instituto Nacional de Estadística (años entre 2011 y 2013) y -sobre todo- de la, inevitable y no demasiado exacta, pero razonablemente fiable, Wikipedia.

Añado que, aunque he consignado los datos de las 17 comunidades autónomas, me he limitado a destacar en color las tres de mayor población (Andalucía, Cataluña y Madrid) que, además, teóricamente están gobernadas por formaciones políticas de (supuestamente) diferente ideología

Ahí quedan, junto con algún nuevo enlace publicado en la prensa de hoy.

20140313 Inversión sanitaria por comunidades (alfabético)20140313 Inversión sanitaria por comunidades (I. Bruta)20140313 Inversión sanitaria por comunidades (per cápita)20140313 Inversión sanitaria por comunidades (S. Renta)20140313 Inversión sanitaria por comunidades (A privada)

“La privatización de la sanidad avanza de forma acelerada en La Rioja, Baleares y Madrid”(Elena Herrera, Infolibre.es, 13-III-2014)

Saludos.

Desmontando tópicos (la privatización del Sistema Sanitario Público)

12 Mar

Aunque si por mí fuera, la Sanidad Pública sería un sistema estatal autosuficiente y gestionado de modo centralizado, como lo es (de momento y hasta que lo destripen) la Seguridad Social, pienso que, una cosa es reivindicar dicha gestión pública y otra muy distinta entrar al juego (interesado) de mezclar churras con merinas y meter en el mismo paquete a Cataluña, o Madrid que, por poner un ejemplo, a Andalucía.

Hemos oído en varias ocasiones a nuestros impresentables y neoliberales gobernantes (madrileños y nacionales) afirmar que todas las comunidades privatizan los servicios sanitarios. (Cosa, lamentablemente, cierta)

Y, a continuación, añadir que precisamente la comunidad que más gasta en pagos a las empresas privadas es Andalucía (gobernada de toda la vida por el PSOE y más recientemente por matrimonio experimental entre PSOE y IU).

Y resulta que esa afirmación resulta un tanto perversa, como suelen serlo todas las “medias verdades” de las cuales se cuenta la parte que favorece la tesis del “intoxicador” y se oculta cuidadosamente la parte que la contradice o invalida. Sigue leyendo

Aún no se ha enfriado el cadáver . . . y ya lo están profanando

6 Mar

Aun no se han enfriado los restos de los autobuses regalados (irresponsablemente) al Centro de Transfusión de Cruz Roja Madrid, y sus nuevos “amos” ya los están ultrajando con “sugerentes ofertas” gastronómicas  “en el bar de la esquina”.

Imagen

20140308 BURROSNo hace una semana que les entregaron los autobuses  y ya ha metido sus hocicos algún experto en marketing (ojalá se trate sólo de “eso”) que ha descubierto que, además de “externalizar” la entrega del refrigerio (bocadillo y bebida) que obligatoriamente ha de entregarse y hacerse consumir a los donantes inmediatamente después de cada extracción, pueden hacer “publicidad comercial” a costa de la solidaridad de los ciudadanos.

Esta “externalización” (subcontratación de la subcontratación) es perversa por varias razones:

1ª  Banaliza la intimidad de un acto tan personal como es la donación de sangre al propiciar, por un lado la entrada del mundo de la publicidad en lo que simplemente es una medida de seguridad para la salud del donante (controlar sus constantes y alimentarle tras la extracción) y por otro, exponerle a la pública exhibición de su condición de donante frente a terceros (camareros) que no forman parte del personal sanitario sujeto al secreto profesional.

2º  Trivializa el acto pretendiendo incentivar la donación mediante la promesa de “una de sus deliciosas especialidades”. Yo me sentiría ofendido si alguien piensa que puede comprar mi donación con un “burrito”, o una hamburguesa.

3º  Abre el camino a la tentación de introducir “recortes” a la hora de “negociar” el precio del refrigerio. (El pretexto lógicamente será la “sostenibilidad económica”).

4º  Abre la puerta a que “el cliente” (ya no será un donante) pueda elegir la “especialidad que más le guste”, que no tiene por qué ser necesariamente lo que mejor conviene a su organismo.

Y todo esto, con ser grave, no es lo peor. Sigue leyendo

Se consumó la tropelía de la privatización de (parte) de la donación de Sangre

4 Mar

Conviene que todos lo sepamos y que, quienes consideremos que esto es un nuevo expolio de nuestro bienes y nuestros derechos, lo denunciemos “urbi et orbi”.

 Imagen

Aunque la Comunidad de Madrid pretenda engañar a los más incautos manteniendo su logotipo en los tres autobuses y la furgoneta de extracciones que le ha regalado a una empresa propiedad de Cruz roja, tenemos que saber que, con la sangre que donemos altruistamente en dichos vehículos (que además llevan el emblema de la, antaño respetable, cruz roja), estamos colaborando sin saberlo en un “negocio” que la Comunidad de Madrid le ha regalado a una entidad privada denominada “Centro de Transfusión de Sangre Cruz Roja de Madrid”.

Las condiciones del convenio suscrito entre la Comunidad de Madrid y el Comité Autonómico Cruz Roja Española en la Comunidad de Madrid, son absolutamente leoninas para la Sanidad Pública.

Supongo que si algún partido o colectivo se toma la molestia de analizarlas, podrá encontrar fácilmente (una vez más) causas sobradas como para considerar dicho “convenio” como una malversación de efectos públicos y, en consecuencia, denunciarlo ante la fiscalía.

Hay que recordar que dicho convenio se suscribió entre dos personajes impresentables y hoy ya apartados de sus antiguos cargos (aunque al Sr. Fernández-Lasquetty le hayan dado ya otro un poco más modesto).

De momento, debido a la desfachatez de nuestro gobierno regional (respaldada legalmente por su mayoría absoluta) poco podemos hacer como no sea intentar revertir judicialmente dicho atropello y disparate sanitario.

Sin embargo, y al margen de que cada cual meditemos sobre la honestidad de los políticos que elegimos, podemos perfectamente organizarnos para no dar ni una gota de nuestra sangre a un tinglado que, lo llamen como lo llamen y lo disfracen como lo disfracen, va a hacer negocio con ella.

Debemos concienciarnos de la necesidad de acudir directamente a los hospitales y centros públicos de salud, en muchos de los cuales podemos perfectamente hacer nuestras donaciones con la seguridad de nadie comerciará con nuestra solidaridad.

Es una nueva pelea que hoy empieza y que, tarde o temprano, terminaremos por ganar.

Porque es justa y porque es muy probable que terminemos echando (democráticamente) a escobazos del poder a estos cuatreros que, disfrazados de pastores, están malvendiendo o destruyendo el patrimonio que nos legaron nuestros padres y nuestro esfuerzo.

Raúl Rejón lo cuenta mejor que yo.

“Las donaciones de sangre en Madrid ya cotizan a 67 euros” (Raúl Rejón, eldiario.es, 3-III-2014)

  

Saludos.

 

, . . . se puede