Descorchemos otra botella (VII), Pero no nos embriaguemos

9 Ene

Image

Si nos quedó algo de cava (champagne los más finos, o sidra los más castizos) en la nevera como resto de las pasadas navidades, esta noche es una buena ocasión para meternos una, o dos, botellas en el cuerpo.

No es que hayamos conjurado la privatización (el Sr. consejero de sanidad es como esas velitas de cumpleaños que, cuando crees haberlas apagado, reviven de nuevo).

Pero lo cierto es que el “concurso de externalización” acaba de recibir un nuevo revolcón por parte de los jueces de TSJM (Tribunal Superior de Justicia de Madrid).

Quizá el anterior presidente D. Gerardo Martínez Tristán pensó en hacerle un favor a los correligionarios de su Sra. esposa, forzando (al parecer “contra natura”) la concentración de todos los litigios en el pleno del tribunal (que por entonces presidía).

Pero lo cierto es que, sin proponérselo, es probable que haya sentenciado el asunto a morir sepultado “entre papeles”.

Pues, a los procesos ya abiertos, es casi seguro que se incorporen otros nuevos con argumentos distintos; Y después de lo que parece haber sido una dura refriega verbal esta mañana entre una mayoría de jueces hartos de maniobras turbias y una minoría de disciplinados defensores de los intereses del gobierno regional, será difícil que nadie ose en un futuro volver a meter la mano en ese avispero.

Así que podemos celebrar otro pequeño triunfo del sentido común y el estado de derecho.

“La Justicia rechaza las maniobras del Gobierno de Madrid para privatizar ya la sanidad”(Elena Herrera, Infolibre, 9-I-2014)

“La Justicia madrileña avala la suspensión cautelar de la privatización sanitaria” (José Antonio Hernández, El País, 9-I-2014)

Porque no ha sido más que eso.

Los jueces no han dicho ni sí, ni no a la privatización. Sino que, simplemente, han devuelto los procedimientos a sus “jueces naturales”.

Lo que ocurre es que, cada día que pasa, el Sr. consejero tiene que agacharse más para recoger las distintas “cagadas” que el proceso privatizador va dejando a su paso.

Y tal y como dicen que decía el padre de un muy buen amigo mío (Coronel veterinario, para más señas) “cuanto más te agachas, más se te ve el culo”

Y tanto el Sr. Fernandez-Lasquetty, como su jefe D. Ignacio González están cada día más lejos de la realidad, más ignorados por su propio partido y, según afirma alguna gente, más cerca del banquillo (judicial).

Así que, háganme caso y si el médico no se lo ha prohibido, echen un trago a la salud de la Sanidad Pública.

Aparte de darnos una pequeña alegría, nos dará cuerda para proseguir esta travesía del desierto en la que, aunque aún no se divisa, ya se huele el principio del fin de los mafiosos y robaperas que tienen secuestrada nuestra representación.

Pero, como digo al principio, mejor que no se nos suba la euforia a la cabeza.

Que esto no es más que la posibilidad de parar (o ralentizar) la destrucción.

La reconstrucción, simplemente para regresar al punto de partida de hace 6 años (los nuevos hospitales de la “lideresa”), nos va a costar probablemente bastante más de otros 6.

Saludos.

, . . . se va pudiendo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: