Más desgracias de la ”Externalización” (VIII) La limpieza hospitalaria

7 Oct

Aunque muchos ciudadanos no se hayan percatado, hay una serie de servicios “no estrictamente sanitarios” cuya incidencia en la calidad y el buen funcionamiento de los centros sanitarios, sobre todo los hospitales, resulta tan esencial como la competencia y buena preparación del personal médico y los enfermeros.

En este caso concreto, y dejando para más adelante “las cocinas”, quiero referirme  a la limpieza hospitalaria.

No hay que ser un lince para entender que, sin la debida asepsia (“conjunto de métodos aplicados para la conservación de la esterilidad”) las intervenciones quirúrgicas terminarían en una buena parte de los casos en el depósito de cadáveres.

Y quizá alguien pueda suponer que dicha asepsia se consigue simplemente con la esterilización del instrumental quirúrgico y la ropa de quienes intervienen en “la operación”.

Sin embargo lo cierto es que dicha asepsia puede verse malograda simplemente por una deficiente limpieza de los quirófanos y las zonas colindantes con los mismos.

Pero es que, además, el resultado de una “impecable operación, o prueba diagnóstica puede irse al garete, e incluso poner en riesgo la salud (o la vida) del paciente, simplemente por esa misma deficiente limpieza de las zonas de habitaciones, las consultas, o el instrumental de diagnóstico.

Por ese motivo, el servicio de limpieza hospitalaria es una parte esencial más del buen funcionamiento de todo el engranaje del sistema sanitario.

Pues bien: dentro del cúmulo de despropósitos y depredación en el que la Consejería se ha embarcado, la última hazaña ha sido el  precarizar (aún más) las condiciones de trabajo de un servicio que, ha venido manteniendo un nivel razonable de eficacia y buen hacer, aunque haya sido a duras penas y sólo gracias a la profesionalidad de sus trabajadores, mujeres en su mayoría, que han venido realizando concienzudamente su trabajo, incluso cuando no cobraban su salario a tiempo.

Y digo precarizar “aún más” porque el nuevo “patrono” de una buena parte de la limpieza hospitalaria de la Comunidad de Madrid, que no es otro que D. Florentino Pérez (nuevamente del mundo del “ladrillo”) nada más tomar posesión del “negocio” ya ha anunciado que le sobran aproximadamente el 40% de los trabajadores y que, para incentivar a los infelices que queden vivos, se propone rebajarles el salario en una cuantía similar.

Si callamos, o suponemos que este asunto no va con nosotros, aparte de no defender a nuestros hospitales y sus (nuestros) trabajadores, estaremos abriendo la puerta a la degradación de la calidad asistencial de la sanidad pública.

Vale la pena meditarlo.

Por este motivo, me permito poner a disposición de quien quiera difundirlo el texto que la Plataforma de Trabajador@s del Hospital La Princesa está repartiendo para informar al resto de los trabajadores y a los pacientes y usuarios de nuestro hospital.

 Saludos. 

Imagen

Imagen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: