Unas preguntas (im)pertinentes

20 Mar

El pasado jueves un vecino de los que acompañaba la concentración matutina de usuarios y trabajadores a la puerta del hospital La Princesa, me facilitó la carta que (en fecha indeterminada, porque no la pone) le había remitido el Sr Consejero de Sanidad con el pretexto del envío de la “nueva Tarjeta Sanitaria que hemos expedido a su nombre”.

Reproduzco, con los datos personales alterados (para evitar conflictos con la Ley de Protección de Datos), tanto la carta recibida de la Consejería con la reproducción de la “nueva” y la “vieja” tarjeta, como la carta que dicho vecino tiene previsto remitir (si no lo ha hecho ya) al Sr. Fernández-Lasquetty.

  Imagen

A continuación, dicho vecino, se preguntaba una serie de cuestiones que, a mí personalmente (y creo que a la gran mayoría de la ciudadanía), me parece que no debiéramos pasar por alto.

 Imagen

Por mi parte, además de coincidir en las apreciaciones de dicho vecino y animar a todos los que reciban  la “nueva Tarjeta Sanitaria que hemos expedido a su nombre”  a escribir al Sr. Consejero para hacerle esas mismas (u otras) preguntas, quiero resaltar estas tres cuestiones:

1   Además de suponer un gasto innecesario, el sustituir tarjetas con 6 años (o más) de vida útil por delante, me asalta la sospecha de si la “gestión” de dicha sustitución y el envío de las cartas no habrá sido objeto de otro contrato de “externalización” similar al del envío de las “vidas laborales” por parte del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

 Si así fuera, además de un despilfarro (que en cualquier caso lo es), estaríamos ante un nuevo episodio de desvío de fondos públicos a empresas privadas. Sería bueno averiguar cuánto cuesta, y quién se beneficia de dicho contrato.

2   No entiendo mucho de leyes, pero por lo que sé, la Seguridad Social es un organismo Estatal que aún no ha sido desmantelado (y confío que nunca lo sea).

Y la supresión del número de la Seguridad Social de un documento mediante el cual se prestan los servicios sanitarios se me antoja irregular desde el punto de vista administrativo y me pone en guardia contra la posible voluntad de desbaratar la “unidad nacional” en uno de los pocos temas en que todos los españoles (salvo los depredadores y vampiros profesionales de fondos públicos) estamos de acuerdo en mantenerla.

3   Recomiendo leer despacio la carta (del Consejero) y meditar sobre las mentiras encubiertas que incluye el texto en cuestión y que, como muy bien dice el vecino, suponen una descarada y miserable apropiación del patrimonio y el esfuerzo común de muchos años y muchas gentes por parte de un pinchaúvas de un partido político que pretende insinuar que les debemos la “ellos” la Sanidad Pública española que actualmente están desmantelando en beneficio de determinados mercaderes.

Si un día me mandan la susodicha carta, aparte de escribir al Sr. Consejero, pienso guardar la nueva tarjeta y seguir utilizando la que tengo hasta que caduque.

No entiendo mucho de informática; Pero supongo que en el mismo momento en que hagas cualquier gestión con la nueva tarjeta anularán la que tenías.

Y estoy convencido de que no será con ninguna buena intención.

Saludos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: