“Toque a degüello” en la Sanidad Pública

5 Mar

Parece que, ante la eventualidad de que los acontecimientos (Bárcenas, Gürtel, Cataluña, Italia, Portugal, . . .) pudieran “torcerse” y no hubiera tiempo para “hacer caja” (ordenadamente), nuestro gobierno regional haya ordenado el “toque de degüello” de la Sanidad Pública Madrileña.

Así, en mitad del creciente desprestigio, están agilizando la privatización de todo lo que se les pone a mano.
Y, mientras preparan los “pliegos” para “subastar” la gestión total de los 6 hospitales que “no iban a costar un duro a los madrileños” (y que nuestra anterior Presidenta se apresuró a “inaugurar” aún sin estar terminados, ni equipados), van ganado tiempo con la derivación de algunos servicios de los Hospitales públicos hacia hospitales, “hospitalillos”, clínicas y “cliniquillas” privadas que luego le pasan la factura a la Consejería de Sanidad.
Ello tiene un doble efecto:
Por un lado (en contra de lo que publicitan) se produce un incremento de gasto.
Tanto por el pago a “los privados”, como –además- por la no utilización de los servicios propios que (aparte de perfectamente capacitados y sin listas de espera) disponen de los locales, el material, los equipos y el personal necesarios para hacer dicho trabajo sin necesidad de realizar ningún desembolso adicional.
Y lo que es peor; Se engaña a los pacientes, aprovechándose de su desconocimiento, cuando no de su angustia, informándoles de inexistentes lista de espera en los centros públicos para que sean ellos (los pacientes) quienes soliciten realizarse las pruebas en los centros privados.
La chapuza ya está descubierta y se está preparando una querella (imagino que se llama así) contra los responsables de dichos engaños. Ya que se trata de, como poco, un delito de Malversación de Caudales Públicos, amén de otros posibles de Falsedad, Prevaricación y, eventualmente, Cohecho.
En todo caso nada les detiene.
Saben que tienen sus días “contados” (aunque puedan ser muchos).
Y, ya que saben que se retirarán inevitablemente deshonrados, han decidido arramblar con todo. “Échame pan. Y llámame perro . . .”
En esas estamos: Y nuestra única defensa es resistirnos día a día y Centro a Centro, de modo que, cuando logremos echarles (entre todos –quienes les votaron y quienes no les votamos), el destrozo que dejen tras de ellos sea lo menor posible.
Tenemos que conjurarnos, los ciudadanos, los pacientes, los enfermeros, los médicos y también el personal administrativo de los Centros Sanitarios Públicos para frenar este saqueo.
Unos, (los pacientes y familiares) exigiendo información veraz, negándonos a ser tratados en centros distintos del nuestro habitual hasta no haber sido informados por nuestros propios médicos y enfermeros. Y, si es necesario, identificando y denunciando a las personas que nos des-informan.
Otros (los médicos y enfermeros) informando directamente a los pacientes de la veracidad o falsedad de las “listas de espera”
Y, el personal administrativo, facilitando los datos que tan celosamente ocultan los Gerentes y demás capitostes de los Hospitales en “agradecimiento de los sobresueldos con los que (en algunos casos)  más que premiar su dedicación, parece que hayan comprado su silencio y connivencia.
Es mucho lo que está en juego.    
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: